Struggle

La primera dificultad a la que me enfrento es a la de escribir sin crear un personaje detrás del cual ocultarme. La segunda dificultad es seguir escribiendo sin pensar en que estoy escribiendo, buscando autenticidad, honestidad. La tercera dificultad es saber como seguir, una vez que ya estás embarcado. La quinta dificultad supera al resto, pareciera ser.
Uno nunca es suficiente, nada es suficiente pero, paradójicamente, a veces todo es abrumador. Así parece ser la vida, una repetición inconstante. ¿Cuán patético es buscar comprensión en un texto en blanco? ¿Cuánto de absurdo tiene desaparecer entre palabras? Es más de lo mismo. Pero, sino, ¿de que otra manera atraería la atención de el, o de ella, de cualquier el o ella en realidad, que me preste su mesa con mantel, a la siesta y tenga ganas de escucharme, que no tenga vergüenza de decir lo que piensa o siente acerca de mi. Es decir: que Sigue leyendo

Anuncios