El árbol de cerezas

– Son más de las 12 del mediodía, Percival.
– Hace 65 años que somos amigos y seguís llamándome igual, Rodolfo. Me parece que voy a empezar a cantarte la canción del Reno.- Bueno, bueno. Me callo entonces – Dijo Rodolfo, enojado, pero recupero rápido su sonrisa – Igual e Sigue leyendo

Anuncios

Poema 67. Dejo de buscarte.

Dejo de buscarte.

Si descalzo gano tu ignorar,
en que mundo hay lugar.
¿Te engañan,
Sus virtudes?
En un rezo ojala me encuentres.

Julio Montserrat