Teociudad

“Es el año 2198 y se acaba de fundar la nueva Teociudad, en el océano Indico. La ciudad fue creada por grupos de ONG y esta destinada a la implementación de formas políticas teóricas, un experimento social que busca ver los efectos de políticas sociales y económicas no convencionales. La ciudad esta montada sobre una isla creada a partir de basura y escombros de todo el mundo, sobre aguas internacionales, con moneda, bandera, y esta ya reconocida por la Organización Mundial de Naciones como un país independiente. Han venido a vivir solamente voluntarios, de cualquier estrato social y económico, incluidos presos. Mediante las nuevas tecnologías hemos podido hacer crecer plantas y criar animales por lo que esta ciudad ya se encuentra autoabastecida y, por el momento, insertada en el mercado mundial solo para manufacturas…”
– Cómo puede ver, este es el discurso de apertura que tenemos de la desaparecida Teociudad, es todo lo que pudimos rescatar.- Se escuchó decir con desgano el almirante Jao Feng.- Hemos recorrido todo el Indico y no hemos encontrado nada más que escombros y basura, que creemos formaron parte de la base de la ciudad, y esta grabación, probablemente tomada por algún ciudadano dada la calidad, nadie sabe que pasó.- La OMN está muy agradecida con el esfuerzo del Imperio China en la búsqueda de la Teociudad, esta un proyecto mundial con mucha ambición, que había comenzado a dar resultados prometedores.- Afirmó el delegado Morrin.
– De todas maneras aún nuestro submarinos no han terminado de recorrer la plataforma marítima señor. De todas formas, no estoy muy enterado de cuales fueron estos resultados, pensé que había sido un desastre.
– Señor Feng, es Sigue leyendo

De noche.

Después de sonreírle a sus amigos, con el pucho en la mano, un muchacho se dirige a un bar, solo. Se sienta en una de las mesas de plástico de este bar que es servido en realidad por un kiosco. No sabe que pedir y mucho menos parece interesarle, es solo una excusa y  a la vez un ancla. Pide al final una cerveza que termina bebiendo hasta la mitad. En cada sorbo que toma se la pasa mirando a la calle, viendo pasar los autos en la madrugada. Parece estar cómodo, es el ú Sigue leyendo

Aquello que se olvidó de decir.

No llovía, pero la temperatura estaba más baja de lo que pensaba para aquellos días demasiado calurosos para lo que mis padres llamaban “la época fría” antes conocida como invierno. Desde que en la tierra los polos habían cedido y el calor había arrasado lo Sigue leyendo

Nostradamus en la Ciudad. (Thelema)

Nostradamus en la Ciudad.

Algo que pocos saben es que Nostradamus vive en la ciudad de Córdoba.
Tiene una modesta cabaña, en la terraza de un edificio, en Güemes. Pocas veces baja de ahí, y cuando lo hace es para insultar a los transeúntes que lo molestan con el ruido o para tirarle piedras a los autos y a las luces de los postes.
Pobre Nostradamus, la crisis lo afecta fuerte. Ciertamente es muy difícil ser un astrólogo en  la ciudad de Córdoba, donde rara vez se ve una estrella.
A veces, cuando encuentra una estrella solitaria recortada contra el cielo rojizo de la ciudad, predice lo que va a pasar algu Sigue leyendo

Anabel 5

Con Anabel, nos encantaba jugar a buscar el peor bar de la ciudad. En invierno, cuando hacía o comenzaba a hacer frío había o comenzaba a haber ciertas disputas. La principal ocurrencia era porque a ella le encantaba el frío, pero su forma de disfrutarlo era debajo de las sábanas y frazadas tejidas con cuadraditos de colores, que le encantaba tejer dándole formas divertidas, o que ella consideraba divertidas. En cambio, yo, prefería la cruel aventura de divagar por la ciudad aún de noche, sacando frío por la nariz y rezándole a quien tenga que rezarle para no morir congelado, quejándome de la tempestad arbitraria del clima y tocándome la nariz cada dos por tres Sigue leyendo