Los infectados

    Las nubes grises que siempre tapan la ciudad desde hace varios años, desde que las fábricas de nano chips Tesla se instalaron, ese día estaban de nuevo ahí, escondiendo el sol que de otra forma sería insoportable a pesar de ser invierno. Lucía caminaba metida en sus pensamientos, repasando la lista de cosas que había logrado comprar e intentado ver como iba a conseguir lo que le faltaba. Se habían prometido con sus amigas una cena decente esa misma noche y ella era la encargada de comprar los ingredientes. Papas, cebolla, morrones, crema, sal, alguna hierba aromatizante y, lo que no había conseguido, carne. No importaba cual carne, de perro, rata, gato y aún así era prácticamente imposible encontrar, siempre se agotaban y Lucía lo sabía. La visita al mercado Sigue leyendo

Anuncios