Teociudad

“Es el año 2198 y se acaba de fundar la nueva Teociudad, en el océano Indico. La ciudad fue creada por grupos de ONG y esta destinada a la implementación de formas políticas teóricas, un experimento social que busca ver los efectos de políticas sociales y económicas no convencionales. La ciudad esta montada sobre una isla creada a partir de basura y escombros de todo el mundo, sobre aguas internacionales, con moneda, bandera, y esta ya reconocida por la Organización Mundial de Naciones como un país independiente. Han venido a vivir solamente voluntarios, de cualquier estrato social y económico, incluidos presos. Mediante las nuevas tecnologías hemos podido hacer crecer plantas y criar animales por lo que esta ciudad ya se encuentra autoabastecida y, por el momento, insertada en el mercado mundial solo para manufacturas…”
– Cómo puede ver, este es el discurso de apertura que tenemos de la desaparecida Teociudad, es todo lo que pudimos rescatar.- Se escuchó decir con desgano el almirante Jao Feng.- Hemos recorrido todo el Indico y no hemos encontrado nada más que escombros y basura, que creemos formaron parte de la base de la ciudad, y esta grabación, probablemente tomada por algún ciudadano dada la calidad, nadie sabe que pasó.- La OMN está muy agradecida con el esfuerzo del Imperio China en la búsqueda de la Teociudad, esta un proyecto mundial con mucha ambición, que había comenzado a dar resultados prometedores.- Afirmó el delegado Morrin.
– De todas maneras aún nuestro submarinos no han terminado de recorrer la plataforma marítima señor. De todas formas, no estoy muy enterado de cuales fueron estos resultados, pensé que había sido un desastre.
– Señor Feng, es Sigue leyendo

Anabel 1.

Te miro sin mirarte. Te imagino con mis ojos abiertos aunque se que estás detrás mío. Miro en frente, veo los edificios de formas ingeniosas como ese que parece hundido hacia adentro y juego. De pequeña me encantaba imaginar, jugar. De grande me sigue gustando y me gustó poder decirte lo que imaginaba y sentirme tan a gusto diciéndotelo, como si vos también lo pudieras entender. Che misterioso ¿viste ese edificio? Las ventanas se miran, debe estar bueno ver a un vecino copado siendo feliz, horrible si tu vecino de enfrente está depresivo y lo ves mirar tele y comer helado todo el día, o mirar por el precipicio sin miedo a caer. Somos tan voyeuristas que nos encantaría ver sin que nos vieran, tal cual nosotros en esta plaza.

Mis piernas depiladas me piden que me bañe pero no les hago caso, sería como darle manija a esa manía argentina de tener Sigue leyendo