De noche.

Después de sonreírle a sus amigos, con el pucho en la mano, un muchacho se dirige a un bar, solo. Se sienta en una de las mesas de plástico de este bar que es servido en realidad por un kiosco. No sabe que pedir y mucho menos parece interesarle, es solo una excusa y  a la vez un ancla. Pide al final una cerveza que termina bebiendo hasta la mitad. En cada sorbo que toma se la pasa mirando a la calle, viendo pasar los autos en la madrugada. Parece estar cómodo, es el ú Sigue leyendo

Anabel 3.

Montaña, camino, hojas secas, árboles altos y flacos, casa con sobrepiso, techo de madera, gente, mucha gente, murmullos, charlas, una risa fuerte, atardecer, olor a humedad de viejo, olor a perfume, olor a niño, olor a menta y peperina, mate, mal aliento, dientes amarillos, ropa de domingo, luz por la ventana, vestido floreado. Montaña a lo lejos, camino de tierra entre los árboles, hojas secas por todos lados de un otoño multicolor que va entre el bordó o escarlata al más puro marrón chocolate o marrón de “el perro come mejor que yo”. Sigue leyendo

Charlando charlando.

Thelema

  • Odio tener fiebre… pero es hermoso… La fiebre es amarilla… no sé por qué.

Montserrat

  • Mmmm…

Thelema

  • Pero todos lo saben.

Montserrat

  • La fiebre no es amarilla, la fiebre es fuckingmente roja. Acordate que especular es el terreno práctico.

Sigue leyendo